miércoles, 14 de agosto de 2019

Patatas guisadas con costillas adobadas



Son perfectas como plato único siendo un guiso de lo más sabroso. Y aunque ya sabemos que en verano triunfan los gazpachos, ensaladas, salmorejos y los platos más frescos y ligeros, a nosotros también nos gustan de vez en cuando tomarnos un guiso de este tipo, aunque los solamos comer con más frecuencia durante el invierno.

Podemos sustituir la pulpa del pimiento choricero por dos tomates rallados o cortados en pequeños daditos, por unas cucharadas de tomate concentrado o por una cucharada de pimentón dulce, cada uno a su gusto o en función de lo que se tenga en ese momento en la despensa.

Ingredientes

1,4 kg de costillas de cerdo adobadas
1,2 kg de patatas
1 pimiento rojo
½ pimiento verde
1 cebolla
2 ó 3 dientes de ajo
3 cucharaditas de pulpa de pimiento choricero
1 cucharadita de pimentón
1/2 vaso de vino blanco (opcional)
1/2 vaso de brandy  (opcional)
2 litros de caldo de carne aprox
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen


Elaboración


Picamos finamente los pimientos, la cebolla y los dientes de ajo.

Pelamos las patatas y las cortamos chascándolas.

En una cazuela amplia o en una olla echamos unas 3 cucharadas de aceite de oliva virgen, cuando este caliente doramos las costillas adobadas.

Pasados unos pocos minutos las sacamos de la cazuela y las reservamos.

En la misma cazuela donde hemos dorado las costillas echamos el ajo y dejamos que se dore a fuego suave durante 1 minuto, posteriormente añadimos el pimiento y la cebolla y salpimentamos.

Dejamos que se pochen unos 6 ó 7 minutos.

Posteriormente añadimos la pulpa del pimiento choricero y removemos bien dejando que se cocine todo unos 2 minutos más.

Añadimos el vino y el brandy (si no queremos añadirlos, los sustituimos posteriormente por un poco más de caldo de carne o de agua), subimos el fuego y dejamos a fuego alto unos 3 minutos para que se evapore el alcohol.

Incorporamos las costillas y removemos bien. Echamos parte del caldo y añadimos las patatas previamente cortadas. Cubrimos con el caldo de carne restante, echamos la cucharadita de pimentón y una pizca de sal y removemos.

Dejamos que se cocine a fuego medio unos 50 minutos. Mientras se está cocinando vamos desespumando y desgrasando de vez en cuando con la ayuda de una cuchara lo que se va quedando en la superficie de la olla. Antes de retirar el guiso del fuego comprobamos que la patata esté perfectamente cocida, retiramos del fuego, servimos y ... a disfrutar.






Booking.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...