viernes, 14 de junio de 2019

Paella de marisco



Sin lugar a dudas, la paella es uno de los platos más representativos de España fuera de nuestras fronteras, junto con la tortilla de patatas y desde luego el jamón ibérico.

Según la RAE, la definición de paella como plato es: Plato de arroz seco con carne, pescados, mariscos, legumbres, etc., característico de la región valenciana, en España.

Preparar una paella suele ir asociado a celebración familiar o con amigos, celebración que comienza desde el momento que vas a prepararla porque cuando es posible, lo mejor de la paella ya comienza cuando vas a cocinarla, normalmente entre varios de los comensales.

Esta paella de marisco la prepararon mi hermano y mi cuñada una de las últimas veces que nos hemos juntado todos y quedó de lujo. Las cantidades de marisco se pueden variar en función de lo que tengamos y del gusto de cada uno, en cualquier caso el resultado es exquisito.


Ingredientes ( 10-12 personas)


1 kilo de arroz Bomba

Aceite de oliva virgen

4 dientes de ajo

1 pimiento verde pequeño

½  pimiento rojo

½ Cebolla

400 calamar troceado

800 g de Mejillones 

300 g de almejas

800 g Langostinos

1 cucharada rasa de pimentón dulce o una cucharada de pulpa de ñora

10 cucharadas de tomate triturado o rallado.

2,5 litros de caldo de pescado

unas hebras de azafrán o una cucharadita de colorante alimenticio

Sal



Elaboración


Ponemos la paella al fuego y añadimos un chorrito de aceite de oliva, cuando haya cogido calor incorporamos los dientes de ajo enteros y sin pelar. Removemos con una cuchara de madera para que todo el aceite se impregne un poco del aroma de los ajos.



Añadimos el pimiento y la cebolla finamente troceado y dejamos que se pochen unos minutos removiendo con frecuencia y controlando el fuego cada vez que sea necesario. Salamos. 



Si vamos a añadir el tomate triturado este sería el momento. Cuando hayan pasado unos pocos minutos añadimos el pimentón y mezclamos bien para que quede bien distribuido por toda la superficie. Dejamos pochar unos 5 minutos más.



Incorporamos el calamar troceado. Retiramos de la paella los dientes de ajo y volvermos a salar.



Añadimos el arroz.



Y mezclamos bien hasta que haya cogido color todo el arroz.



Añadimos el caldo de pescado que previamente habremos calentado repartiéndolo bien por toda la superficie. Echamos las hebras de azafrán. Probamos el punto de sal y rectificamos si fuese necesario. Subimos el fuego.




Cuando el caldo ya se haya consumido un poco, añadimos los mejillones




 y las almejas.



Incorporamos los langostinos.



Cuando quede poco caldo bajamos la intensidad del fuego y probamos el arroz para verificar si ya está bien cocido o si necesitaría algo más de caldo o agua caliente en su defecto para terminar de hacerse. Los últimos 2 minutos de cocción subimos un poco el fuego controlando que no se nos queme el arroz.

Retiramos del fuego, dejamos reposar entre 5 y 10 minutos antes de servirlo y … a disfrutar.



domingo, 28 de abril de 2019

Tarta de flan y galletas con chocolate o tarta de la abuela



Se trata de todo un clásico dentro del mundo de las tartas, en esta ocasión preparada con chocolate, decorada con chocolatinas de colores y con el borde también cubierto por las chocolatinas que queramos. 

Es muy sencilla de preparar y a los peques y a los no tan pequeños les suele encantar. Además es una tarta perfecta para preparar con los niños que se lo pasan en grande mojando las galletas en la leche y colocándolas en cada capa.

Queda perfecta dejándola preparada hasta 48 horas antes de tomarla.

Ingredientes para un molde de 26 cms

Para el flan

800 ml de leche
150 g de azúcar
1 cucharada de azúcar avainillado
2 sobres de preparado para flan de vainilla

Para las capas de galletas


44 galletas (en función del molde y del tipo de galleta)
200 ml de leche
1/2 cucharadita de extracto de vainilla (opcional) o 1 cucharadita de azúcar avainillado

Para la ganache

200 g de chocolate de cobertura
200 ml de nata
15 g de mantequilla

Para decorar la tarta

Chocolatinas variadas (opcional)


Elaboración del flan

Separamos medio vaso de leche de los 800 ml que vamos a necesitar para preparar las capas de flan. Disolvemos los sobres de preparado de flan en el medio vaso de leche hasta que no haya ningún grumo.

El resto de la leche lo ponemos en un cazo a fuego medio junto con el azúcar. Cuando comience a hervir, echamos el preparado de flan que hemos disuelto en el medio vaso de leche y removemos con unas varillas hasta que se espese. Una vez espesada la leche retiramos el cazo del fuego.

Capa de galletas

Echamos los 200 ml de leche en un plato al que opcionálmente podemos añadir un poco de extracto de vainilla o azúcar avainillado y vamos mojando las galletas en tandas de 3 o 4. Tienen que quedar bien empapadas pero tampoco en exceso. Con unos pocos segundos basta.

Si vamos a hacer la tarta en un molde en lugar de en una fuente, cubrimos el molde con papel film para poder desmoldar luego la tarta con más facilidad.


Vamos poniendo las galletas empapadas en una fuente o en este caso en un molde desmontable y cubrimos con ellas la base del molde. 

Los huecos los vamos tapando con trozos de galletas.

Por encima de esta primera capa de galletas, echamos con cuidado la mitad del flan que tenemos preparado en el cazo.

Volvemos a poner otra capa de galletas empapadas en leche por encima de la primera capa de flan.

Y a continuación echamos el flan restante por encima de esta segunda capa de galletas empapadas en leche procurando que el flan quede bien repartido por todos los lados.

Colocamos una tercera capa de galletas empapadas en leche.

                          
                          


Elaboración del ganache

En un cazo pequeño echamos la nata y el chocolate de cobertura previamente troceado y lo ponemos a fuego medio. Una vez que la nata ha adquirido calor y el chocolate comience ha derretirse damos vueltas con una espátula de silicona hasta que quede completamente disuelto. Incorporamos la mantequilla y volvemos a mezclar bien. 




Retiramos del fuego. Dejamos atemperar unos 5 minutos y lo echamos por encima de la última capa de galletas que hemos puesto en nuestra tarta.


Dejamos la tarta en el frigorífico preferiblemente un mínimo de 24 h quedando también estupenda si la preparamos 48h antes de consumirla.

Si queremos decorar la tarta lo podemos hacer un poco antes o servirla, pero si preferimos dejarla lista antes, la podemos decorar cuando la tarta ya esté bien cuajada (aproximadamente cuando lleve unas 8 horas en la nevera). 

Si la hemos preparado en molde desmontable, retiramos el molde con cuidado.

                            

En este caso la he decorado en la parte superior con unas chocolatinas en forma de pequeñas bolitas de colores y en los bordes he puesto unas chocolatinas alargadas. 

                               

Volvemos a dejar la tarta en la nevera hasta el momento de servirla.

Sacamos la tarta del frigorífico y ... a disfrutar.

lunes, 1 de abril de 2019

Bizcoflan de chocolate


También conocido como chocoflan o tarta imposible, el bizcoflan es un pastel que consta de dos capas, una es un bizcocho y otra un flan. Su combinación de sabores y texturas es extraordinaria y destaca por invertir las capas durante el horneado.

La prodecendia de este postre no está clara, figurando entre posibles orígenes, perú, italia... Lo que si parece cierto es que se consume con frecuencia en méxico.

Se puede preparar con o sin cobertura exterior, yo en esta ocasión no le he puesto la cobertura exterior de chocolate.

Fuente: Para elaborar esta receta he seguido las indicaciones del libro Chocolate Recetas con un toque de felicidad.



Ingredientes para el bizcocho

100 gr de chocolate negro (55% de cacao)
150 gr de mantequilla
3 huevos XL
150 gr de azúcar
100 gr de harina
25 gr de cacao puro en polvo
1 cucharadita de levadura química


Ingredientes para el flan

400 gr de leche entera
400 gr de leche condensada
200 gr de queso de untar
4 huevos XL
caramelo líquido (opcional)


Ingredientes para la cobertura (opcional)

200 g de chocolate negro de cobertura (55% de cacao)
200 g de nata para montar (35% MG)
50 g de mantequilla


Elaboración

Llenamos aproximadamente hasta la mitad una bandeja honda de horno con agua caliente. La ponemos en el horno a media altura y precalentamos el horno a 160ºC.

Comenzamos preparando la capa de bizcocho de chocolate. Para ello troceamos el chocolata y lo ponemos en un cuenco apto para microondas junto con la mantequilla. En mi caso lo puso 30 segundos a 900W espere 10 segundos y lo volví a poner 30 segundos más a la misma potencia. Mezclamos con una espátula de silicona.

En un cuenco amplio echamos los huevos y el azúcar. Batimos con las varillas.

Añadimos el chocolate que tenemos derretido junto con la mantequilla y mezclamos bien.

Agregamos la harina previamente tamizada junto con la levadura y el cacao en polvo. Y mezclamos todo bien con la espátula de silicona.


Engrasamos el molde. Si no le vamos a poner la cobertura de chocolate exterior podemos añadir caramelo líquido si lo deseamos justo antes de echar la mezcla de la capa de bizcocho en el molde. En el que veis en la foto, si le puse caramelo. Echamos la mezcla en el molde que previamente habremos engrasado ligeramente.


Ahora preparamos la capa de flan de queso. Echamos todos los ingredientes en un cuenco amplio y batimos con una batidora hasta que quede homogéneo.

Vertemos la mezcla con cuidado sobre la capara de bizcocho.

Cubrimos el molde con papel de aluminio y lo ponemos dentro de la fuente de horno donde tenemos el agua, ya que se va a hornear al baño María. Horneamos aproximadamente 1 hora a 170 ºC con calor arriba y abajo y sin aire.

Antes de sacarlo del horno lo pinchamos con un palillo para comprobar que está completamente horneado y si es necesario lo podemos dejar entre 10 y 15 minutos más en el horno. Sacamos del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente y posteriormente lo dejamos en el frigorífico.

Desmoldamos y … a disfrutar.



** Si le vamos a poner la cobertura de chocolate, primero tenemos que poner la nata en un cazo y la cuenco comience a hervir la retiramos del fuego. Incorporamos el chocolate previamente troceamos y mezclamos hasta que esté completamente disuelto y uniformemente repartido. Añadimos la mantequilla y volvemos a mezclar todo bien.

Desmoldamos el chocoflan y lo ponemos sobre una rejilla con una bandeja debajo y se baña con la cobertura de chocolate que acabamos de preparar. Lo dejamos en el frigorífico hasta que lo vayamos a consumir.

jueves, 21 de marzo de 2019

Panna cotta con gelatina de zumo natural de granada


En casa nos encanta la panna cotta, de hecho en el blog ya hay publicadas la receta de Panna Cotta con coulis de frambuesa, panna cotta de café y la cuajada de chocolate blanco con coulis de frambuesa (que en el fondo es prácticamente una panna cotta).

Esta vez, la hemos preparado con gelatina de zumo natural de granada en formato de pequeños vasitos.

Si os gusta la granada os animamos a probar esta receta.


Ingredientes para la Panna cotta

1 litro de nata para montar
100 g de azúcar glas (podemos sustituir unos 20 gramos por azúcar avainillado)
1 vaina de vainilla o 1 cucharadita de extracto de vainilla
La piel de un limón (sólo la parte amarilla)
4 hojas de gelatina sabor neutro (o su equivalente en polvo)

Ingredientes para la Gelatina de granada

300 ml de zumo natural de granada
3 cucharadas de azúcar
Una cucharada de zumo de limón
3 hojas de gelatina
Unos pocos granos de granada para decorar (opcional)


Elaboración de la panna cotta


Si la gelatina es en láminas la hidratamos poniendo las láminas de gelatina en un cuenco con agua fría durante 10 minutos. Y si vamos a emplear gelatina en polvo, la disolvemos en 4 cucharadas de nata.

En un cazo, echamos la nata, el azúcar, la vaina de vainilla qué previamente habremos abierto longitudinalmente o el extracto de vainilla y la piel del limón. Lo dejamos a fuego medio removiendo de vez en cuando. 


Cuando hierva lo retiramos del fuego y quitamos la piel del limón. Añadimos las hojas de gelatina escurridas o bien la gelatina en polvo que hemos disuelto con un poco nata. Damos vueltas con una cuchara de madera para que se mezcle bien la gelatina con la nata.

Echamos la mezcla en el molde o vasitos individuales qué vayamos a emplear y lo dejamos en el frigorífico  mínimo 3 ó 4 horas. También se puede preparar el día anterior.

Pasado este tiempo, la panna cotta habrá adquirido la consistencia necesaria y si la hemos hecho en  vasitos individuales ya le podríamos echar por encima el coulis. 

Elaboración de la gelatina de granada

En un plato hondo ponemos a hidratar las hojas de gelatina cubriéndolas con agua unos 10 minutos.

En un cazo ponemos el zumo natural de granada, el azúcar y el limón. Lo ponemos a fuego medio mientras removemos y cuando comience a hervir. Retiramos del fuego e inmediatamente añadimos las hojas de gelatina que habremos escurrido previamente y damos vueltas con una espátula de silicona hasta que esté completamente disuelta la gelatina.

Dejamos atemperar unos 15 minutos la gelatina, removemos de nuevo y la echamos con cuidado sobre los vasitos donde hemos preparado la panna cotta. Opcionalmente podemos decorar con unos granitos de granada.

Volvemos a poner los vasitos en el frigorífico y dejamos que la gelatina se cuaje un mínimo de 4 horas. Siendo aun mejor si lo preparamos el día anterior.

Sacamos de la nevera y a disfrutar. 

viernes, 15 de marzo de 2019

Red velvet Brownie cheesecake



Exquisita combinación de sabores y texturas entre el chocolate y la vainilla del red velvet entremezclado con el queso crema y con la densidad de un brownie.    

Estéticamente es muy vistoso y apenas se tarda en prepararlo, así que no hay excusa para no ponerse manos a la obra.


Ingredientes para el Red Velvet Brownie


2 huevos L

115g mantequilla pomada

160g azúcar blanquilla

20 g de azúcar avainillado

2 cucharaditas de extracto de vainilla

30g cacao puro en polvo

1 pizca de sal

1 cucharada de colorante rojo intenso

1/2 cucharadita de vinagre blanco

100g harina de trigo todo uso

50g de nueces tostadas y picadas (opcional)


Ingredientes para el Cheesecake


250g queso crema a temperatura ambiente

1 huevo L

60 ml de nata (opcional)

60 g azúcar

1/2 cucharadita de extracto de vainilla



Elaboración de la capa de red velvet brownie

En un cuenco amplio ponemos la mantequilla en pomada ( si no la tenemos en pomada bastaria con ponerla en un cuenco apto para microondas unos 20 segundos) y el azúcar. Con la ayuda de una batidora de varillas batimos hasta que comience a blanquear.

Añadimos el extracto de vainilla, el cacao previamente tamizado y la pizca de sal. Volvemos a batir.

Incorporamos el vinagre blanco para que además de esponjoso resalte aun más el color rojo y volvermos a batir (Aunque al echarlo nos va a oler a vinagre, después del horneado no se aprecia en absoluto).

Añadimos el colorante rojo y mezclamos bien hasta que quede homoguéneo.


Echamos un huevo. Batimos. Incorporamos el segundo huevo y batimos.


Añadimos la harina previamente tamizada y mezclamos con una espátula de silicona hasta que nos quede completamente integrada.


Forramos la base del molde con papel vegetal y engrasamos ligeramente los laterales del molde con un pincel de cocina humedecido con aceite de oliva.


Dejamos reservado 1/4 de la mezcla y el resto lo echamos en el molde.

Mientras preparamos la capa de cheesecake, vamos precalentando el horno a 180ºC.


Elaboración de la capa de Cheesecake


En un cuenco ponemos el queso crema y el huevo. Batimos.

Incorporamos el azúcar y la vainilla y volvemos a batir.


Echamos la mezcla sobre la capa de red velvet.


Por encima de la capa de cheesecake repartimos la masa de red velvet que habíamos reservado.

Con cualquier utensilio de cocina afilado o con un palillo hacemos dibujos sobre la masa a nuestro gusto.


Introducimos el molde en el horno a media altura con calor arriba y abajo y horneamos unos 30 minutos, comprobando primero que al pincharlo el palillo sale limpio.

Sacamos el pastel del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde pero apoyado sobre una rejilla unos 15 o minutos.

Lo desmoldamos con cuidado y cuando esté completamente frío … a disfrutar.




** Hemos probado este pastel al poco de prepararlo habiéndolo dejado enfriar bien previamente y al día siguiente y a nosotros nos parece que está aun mejor si lo preparamos el día anterior a tomarlo, ya que los sabores están más asentados.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ofertas de Alojamientos

Booking.com