miércoles, 14 de agosto de 2019

Patatas guisadas con costillas adobadas



Son perfectas como plato único siendo un guiso de lo más sabroso. Y aunque ya sabemos que en verano triunfan los gazpachos, ensaladas, salmorejos y los platos más frescos y ligeros, a nosotros también nos gustan de vez en cuando tomarnos un guiso de este tipo, aunque los solamos comer con más frecuencia durante el invierno.

Podemos sustituir la pulpa del pimiento choricero por dos tomates rallados o cortados en pequeños daditos, por unas cucharadas de tomate concentrado o por una cucharada de pimentón dulce, cada uno a su gusto o en función de lo que se tenga en ese momento en la despensa.

Ingredientes

1,4 kg de costillas de cerdo adobadas
1,2 kg de patatas
1 pimiento rojo
½ pimiento verde
1 cebolla
2 ó 3 dientes de ajo
3 cucharaditas de pulpa de pimiento choricero
1 cucharadita de pimentón
1/2 vaso de vino blanco (opcional)
1/2 vaso de brandy  (opcional)
2 litros de caldo de carne aprox
Sal y pimienta
Aceite de oliva virgen


Elaboración


Picamos finamente los pimientos, la cebolla y los dientes de ajo.

Pelamos las patatas y las cortamos chascándolas.

En una cazuela amplia o en una olla echamos unas 3 cucharadas de aceite de oliva virgen, cuando este caliente doramos las costillas adobadas.

Pasados unos pocos minutos las sacamos de la cazuela y las reservamos.

En la misma cazuela donde hemos dorado las costillas echamos el ajo y dejamos que se dore a fuego suave durante 1 minuto, posteriormente añadimos el pimiento y la cebolla y salpimentamos.

Dejamos que se pochen unos 6 ó 7 minutos.

Posteriormente añadimos la pulpa del pimiento choricero y removemos bien dejando que se cocine todo unos 2 minutos más.

Añadimos el vino y el brandy (si no queremos añadirlos, los sustituimos posteriormente por un poco más de caldo de carne o de agua), subimos el fuego y dejamos a fuego alto unos 3 minutos para que se evapore el alcohol.

Incorporamos las costillas y removemos bien. Echamos parte del caldo y añadimos las patatas previamente cortadas. Cubrimos con el caldo de carne restante, echamos la cucharadita de pimentón y una pizca de sal y removemos.

Dejamos que se cocine a fuego medio unos 50 minutos. Mientras se está cocinando vamos desespumando y desgrasando de vez en cuando con la ayuda de una cuchara lo que se va quedando en la superficie de la olla. Antes de retirar el guiso del fuego comprobamos que la patata esté perfectamente cocida, retiramos del fuego, servimos y ... a disfrutar.






Booking.com


miércoles, 24 de julio de 2019

Hojaldre de jamón, queso y sobrasada




Este hojaldre se prepara en un momento y está riquísimo. Lo podemos tomar tanto frío como templado por lo que también es una buena idea si necesitamos algo que podemos dejar preparado con antelación.  


Ingredientes


1 lámina de hojaldre
Queso rallado
Sobrasada
4 lonchas de jamón york
1 huevo pequeño


Elaboración


Precalentamos el horno a 200ºC.

Estiramos la lámina de hojaldre y la partimos en dos mitades. Colocamos en una de las mitades el queso rallado, por encima del queso repartimos la sobrasada.


Y por último cubrimos con jamón york.


Podemos poner la otra mitad del hojaldre por encima tal cual, pero también podemos hacer un enrejado con la ayuda de un cuchillo.



Cubrimos la mitad del hojaldre donde hemos puesto los ingredientes con la otra mitad y cerramos los bordes para que no se salga el relleno durante el horneado.


Pincelamos el hojaldre con huevo batido.



Cuando el horno haya alcanzado la temperatura, introducimos el hojaldre en el horno y horneamos a 200ºC poniendo la bandeja a media altura unos 17 minutos. Si nos parece que el hojaldre aun no está muy dorado, pasado el tiempo, lo podemos dejar dentro del horno una vez lo hemos pagado unos 2 ó 3 minutos más.

Sacamos del horno, dejamos atemperar y … a disfrutar.


  Con enrejado



                                                                       Sin enrejado


jueves, 27 de junio de 2019

Cuenco de yogur con frambuesas, mango, granola con fresas y semillas de sésamo




Cualquier momento es perfecto para saborear un smoothie bowl (literalmente es un batido servido en un cuenco, pero realmente lo que conocemos como smoothie bowl sería un batido preferiblemente espeso, servido en un cuenco y normalmente coronado con variadas coberturas pensado para ser comido con cuchara) como este ya que es un desayuno idóneo para comenzar el día con energía y bien cargado de vitaminas, si lo preparamos en vasitos pequeños podríamos tomarlo de postre, también es perfecto como merienda y desde luego, lo podemos tomar a la hora de la cena.

Es un smoothie bowl de lo más sencillo de preparar y resulta muy apetitoso ya que lo puedes elaborar con las frutas, semillas, frutos secos y granola que más os gusten. El resultado es muy nutritivo y además comerlo es toda una delicia.

Las cantidades de cada ingrediente son al gusto de cada uno.


Ingredientes


Yogur de fresa

Yogur liquido natural

Frambuesas

Mango (puede estar congelado)

Granola con fresas

Una cucharada de semillas de sésamo dorado



Elaboración


Mezclamos el yogur de fresa con un poco de yogur liquido natural junto con unas pocas frambuesas y batimos hasta obtener el espesor que más nos guste, siendo preferible dejarlo un poco espeso para que la cobertura se mantenga en la superficie.

Echamos la mezcla de los yogures en un cuenco junto la mitad de las semillas de sesamo y mezclamos de nuevo.


Decoramos la parte superior del cuenco con los cuadraditos de mango



las frambuesas, la granola con fresas y el resto de las semillas de sésamo 




y ... a disfrutar.



jueves, 20 de junio de 2019

Mini napolitanas de chocolate


Ingredientes


1 lámina de hojaldre

Crema de chocolate o chocolate en tableta

Fideos de chocolate

1 huevo pequeño



Elaboración


Precalentamos el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.


Extendemos bien la lámina de hojaldre y si es preciso le pasamos suavemente el rodillo para que quede un poco más fina.



Con la ayuda de un cuchillo dividimos el hojaldre haciendo tres tiras en vertical.



Untamos la crema de cacao en el centro de cada una de las tiras.
  


También podemos ir colocando onzas de chocolate dejando un espacio entre una otra.




Doblamos cada extremo de las tiras de hojaldre de tal modo que queden ambos tapando bien el chocolate para que no se salga durante el horneado. Ponemos el lado con los extremos del hojaldre en la parte de abajo.



Con un cuchillo cortamos las tiras para formar las mini napolitanas. Cerramos los extremos con el filo del cuchillo o con un tenedor.




Colocamos el papel vegetal sobre una bandeja de horno y ponemos encima las mini napolitanas.



Las pincelamos con huevo batido e introducimos la bandeja con las napolitanas en el horno durante unos 25 minutos hasta que veamos que el hojaldre ha adquirido un color tostado similar al de las fotos.


Colocamos las mini napolitanas sobre la rejilla del horno y las espolvoreamos los fideos de chocolate por encima.


Las colocamos sobre un plato o fuente y a disfrutar.


viernes, 14 de junio de 2019

Paella de marisco



Sin lugar a dudas, la paella es uno de los platos más representativos de España fuera de nuestras fronteras, junto con la tortilla de patatas y desde luego el jamón ibérico.

Según la RAE, la definición de paella como plato es: Plato de arroz seco con carne, pescados, mariscos, legumbres, etc., característico de la región valenciana, en España.

Preparar una paella suele ir asociado a celebración familiar o con amigos, celebración que comienza desde el momento que vas a prepararla porque cuando es posible, lo mejor de la paella ya comienza cuando vas a cocinarla, normalmente entre varios de los comensales.

Esta paella de marisco la prepararon mi hermano y mi cuñada una de las últimas veces que nos hemos juntado todos y quedó de lujo. Las cantidades de marisco se pueden variar en función de lo que tengamos y del gusto de cada uno, en cualquier caso el resultado es exquisito.


Ingredientes ( 10-12 personas)


1 kilo de arroz Bomba

Aceite de oliva virgen

4 dientes de ajo

1 pimiento verde pequeño

½  pimiento rojo

½ Cebolla

400 calamar troceado

800 g de Mejillones 

300 g de almejas

800 g Langostinos

1 cucharada rasa de pimentón dulce o una cucharada de pulpa de ñora

10 cucharadas de tomate triturado o rallado.

2,5 litros de caldo de pescado

unas hebras de azafrán o una cucharadita de colorante alimenticio

Sal



Elaboración


Ponemos la paella al fuego y añadimos un chorrito de aceite de oliva, cuando haya cogido calor incorporamos los dientes de ajo enteros y sin pelar. Removemos con una cuchara de madera para que todo el aceite se impregne un poco del aroma de los ajos.



Añadimos el pimiento y la cebolla finamente troceado y dejamos que se pochen unos minutos removiendo con frecuencia y controlando el fuego cada vez que sea necesario. Salamos. 



Si vamos a añadir el tomate triturado este sería el momento. Cuando hayan pasado unos pocos minutos añadimos el pimentón y mezclamos bien para que quede bien distribuido por toda la superficie. Dejamos pochar unos 5 minutos más.



Incorporamos el calamar troceado. Retiramos de la paella los dientes de ajo y volvermos a salar.



Añadimos el arroz.



Y mezclamos bien hasta que haya cogido color todo el arroz.



Añadimos el caldo de pescado que previamente habremos calentado repartiéndolo bien por toda la superficie. Echamos las hebras de azafrán. Probamos el punto de sal y rectificamos si fuese necesario. Subimos el fuego.




Cuando el caldo ya se haya consumido un poco, añadimos los mejillones




 y las almejas.



Incorporamos los langostinos.



Cuando quede poco caldo bajamos la intensidad del fuego y probamos el arroz para verificar si ya está bien cocido o si necesitaría algo más de caldo o agua caliente en su defecto para terminar de hacerse. Los últimos 2 minutos de cocción subimos un poco el fuego controlando que no se nos queme el arroz.

Retiramos del fuego, dejamos reposar entre 5 y 10 minutos antes de servirlo y … a disfrutar.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...