lunes, 19 de marzo de 2018

Paella de marisco


Hoy es San José, y España es uno de los países que este día celebra el día del padre, así que desde aquí felicito a mi padre y a mi marido.

El arroz que hoy publico es precisamente un plato que ha preparado mi marido y es que el arroz es una de sus especialidades culinarias. En este caso yo sólo he sido pinche y fotógrafa. 

La idea de dar protagonismo a los padres con la celebración de un día en su honor, surge en España a partir del año 1948 de la mano de Manuela Vicente Ferrero, maestra del colegio Santo Ángel, en Vallecas, siendo posteriormente directora en el mismo centro. Esta profesora organizó en el colegio una fiesta en honor a los padres del alumnado del colegio donde era profesora y quiso que coincidiera la festividad del día del padre en su colegio con la festividad católica de San Jose, esposo de la Virgen María y padre de Jesús, al igual que se celebraba ya ese día en otros países. En acto que organizó en el colegio incluía una misa, recitales y una posterior entrega de pequeños detalles que el alumnado regalaba a sus padres.

Al año siguiente Manuela Vicente, publicó un artículo hablando de esta celebración en la revista Magisterio, con la que colaboraba bajo el seudónimo de Nely. En este artículo, la maestra habló de la importancia de la figura de San José y terminó su exposición animando a homenajear a los padres el día de la festividad de San Jose y solicitando al resto de profesores que hicieran una solemne pero sencilla celebración ese día en sus diversos colegios, para que de este modo los niños expresen el amor hacia su padre. 

Esta celebración fue adoptándose poco a poco en diversos colegios hasta el punto de generalizarse, y el empujón final se lo dio Galerías Preciados en 1953, año en que comenzó a publicitar ideas de regalos para agasajar a los progenitores el día de San José y el siguiente año también se sumo a esta propuesta El Corte Inglés. Y de este hecho fue derivando lo que hoy conocemos como Día del Padre en nuestro país.

Y ahora sí, vamos con la receta.

Ingredientes

500 g. de Arroz Brazal (especial para paellas, risottos y arroces al horno)
1 l de fumet de pescado y marisco.
8 cucharadas de tomate concentrado.
1 bandeja de Mejillones
200 g. Gambas peladas
5 Calamares pequeños
250 g. Langostinos crudos
Medio pimiento verde
1 pimiento rojo
1 cebolla pequeña
4 dientes de ajo
Un chorrito de aceite de oliva virgen
Sal

Elaboración

Picamos finamente los dientes de ajo, la cebolla y los pimientos verdes.

Echamos un chorrito de aceite de oliva virgen en la paella y lo ponemos al fuego. Añadimos los ajos picados. Removemos con una espátula y los dejamos que se doren.



Incorporamos los pimientos y la cebolla y los dejamos pochar un poco mientras removemos de vez en cuando. Echamos el tomate triturado. Sazonamos.


Añadimos los calamares previamente troceados y dejamos que se guisen un poco.


Echamos las gambas peladas y removemos.


Ponemos los mejillones y les dejamos unos pocos minutos para que se abran.



Una vez abiertos, los retiramos y ya sin la cáscara los volvemos a incorporar a la paella. Echamos la mitad del fumet, probamos y rectificamos el punto de sal. En nuestro caso, una vez abiertos los hemos retirado del fuego y les hemos sacado de la cáscara, dejando unos pocos con la cáscara para decorar al final la paella. 



Echamos unas hebras de azafrán. 



Incorporamos el arroz.
 

Y mezclamos para que se reparta por toda la paella.



Añadimos el resto del fumet. En total, tendríamos que echar algo más del doble de líquidos que de arroz. Dejamos que el arroz se vaya cocinando.


Añadimos los langostinos y continuamos dejando que el arroz absorba todo el fumet.


Si es preciso, podemos ir desespumando un poco el caldo. 




Cuando ya falte poco añadimos los mejillones que hemos reservado con su cáscara y los colocamos en la paella. 


Cuando ya apenas quede caldo, subimos el fuego los últimos minutos. Apagamos el fuego. Dejamos reposar unos minutos y a disfrutar.






http://www.arroceradelpirineo.es/

En 1996, se constituye Arrocera del Pirineo como una cooperativa de segundo grado que agrupa a más de 90 arroceros aragoneses pertenecientes a las cooperativas Virgen de la Oliva, San José y Osca. Un año más tarde nació Brazal, nombre bajo el cual se comercializa el arroz producido por estos agricultores.

Sus arrozales, ubicados en los campos de Ejea de los Caballeros, Sádaba y Alcolea de Cinca, están a mayor altitud y menores temperaturas que cualquier otra región de España. Además, el agua con la que regamos nuestros campos es agua limpia y fría procedente del deshielo de la nieve de los Pirineos. Estas condiciones favorecen una maduración lenta y homogénea del grano, reduciendo notablemente la presencia de plagas y enfermedades.

En 2008 adquirieron un molino en Alcolea de Cinca con más de 60 años de historia y lo adaptaron a las más modernas tecnologías, lo que les permite garantizar la calidad y la trazabilidad del grano desde su recolección en el campo hasta que llega a la mesa del comensal.

Gracias a la profesionalidad y tradición de sus agricultores, y al asesoramiento de sus técnicos en el campo, trabajan desde una práctica agrícola certificada y controlada en todo el ciclo productivo, consiguiendo así un arroz monovarietal de calidad extraordinaria.

5 comentarios:

  1. Un arroz estupendo para celebrar el día del padre.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Pues que rico le ha quedado!! felicidades a tu marido, así da gusto !! que te hagan la comida , al menos de vez en cuando es una gozada!! Bs.

    ResponderEliminar
  3. Con esos ingredientes el arroz ha tenido que quedar muy rico.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. El arroz nos encanta en casa , tu paella de marisco se ve divinisima ,no dudo lo mas minimo que este de rexupete, te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  5. Felicitaciones a tu marido por este arroz tan delicioso, se hace la boca agua con solo ver las fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...