Bizcocho cebra

4/13/2020



El bizcocho cebra es muy vistoso y además bastante sencillo de preparar. A los niños les suele llamar mucho la atención e incluso les podéis pedir que os ayuden a prepararlo y pasar un rato entretenido con ellos.





Ingredientes

4 huevos grandes L
250 g de azúcar
250 ml de leche entera
250 ml de aceite de girasol
300 g de harina
3 cucharadas generosas de cacao puro en polvo
1 sobre de levadura química
1 cucharada de esencia de vainilla


Elaboración de la masa de vainilla

En un cuento amplio echamos dos huevos y 125 g de azúcar. Batimos hasta que la mezcla blanquee.

Añadimos 125 ml de aceite de girasol poco a poco mientras continuamos batiendo. Añadimos los 125 ml de leche y 1 cucharadita de vainilla. Batimos nuevamente hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.

Incorporamos 150 g de harina y medio sobre de levadura que preferiblemente habremos tamizado previamente. Volvemos a batir


Elaboración de la masa de chocolate

En un cuento amplio echamos dos huevos y 125 g de azúcar. Batimos hasta que la mezcla blanquee.

Añadimos 125 ml de aceite de girasol poco a poco mientras continuamos batiendo. Añadimos los 125 ml de leche y 1 cucharadita de vainilla. Batimos nuevamente hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.

Incorporamos el chocolate, los 150 g de harina y el medio sobre de levadura que preferiblemente habremos tamizado previamente. Volvemos a batir.

Precalentamos el horno a 180 ºC


Repartimos la mezcla del bizcocho en el molde


En el centro del molde vamos echamos 1 cucharón de masa de vainilla, sobre el centro de esta masa echamos 1 cucharón de masa de chocolate, seguidamente volvemos a echar en el centro de la masa de chocolate 1 cucharón de masa de vainilla y así hasta terminar de repartir las dos masas.



Horneamos el bizcocho a 180º C durante unos 45 minutos. Comprobamos la cocción pinchando con un cuchillo o palito el bizcocho y si este sale limpio es bizcocho ya está listo.


Sacamos el bizcocho del horno y aun dentro del molde lo ponemos sobre una rejilla. Pasados unos 15 o 20 minutos, si hemos empleado un molde de silicona volcamos el bizcocho sobre un plato y lo volvemos a dar la vuelta sobre el plato donde lo vamos a presentar. Si habéis empleado un molde desmontable, no hace falta dar la vuelta al bizcocho, ya que directamente se retira el lateral del molde y la base.

Dejamos el bizcocho que ya tenemos en el plato de presentación sobre la rejilla y cuando haya perdido completamente el calor... a disfrutar.




You Might Also Like

6 comentarios

  1. Te ha quedado un bizcocho estupendo,,,,,,y super vistoso
    Besitos¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado muy bonito y seguro que muy rico.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. es un bizcocho que triunfa siempre, no sólo por su vistosidad sino por lo riquísimo que está

    ResponderEliminar
  4. Ummm, deliciosos, siempre apetece un trozo de buen bizcocho. Un beso!!!

    ResponderEliminar