Canelones de carne con bechamel

1/04/2021


Los canelones de carne con bechamel son un clásico de la gastronomía italiana. Tienen un sabor de lo más sabroso y en casa son una de las recetas preferidas de los niños. Llevan un poco de tiempo de elaboración pero el proceso es sencillo y el resultado es espectacular.


Ingredientes (6 personas)


800 g carne picada mezcla de vacuno y cerdo

1 cebolla grande

3 dientes de ajo

Unas hojas de albahaca fresca (opcional)

400 g tomate triturado 

200 ml de vino blanco

Un chorrito de brandy

24 tubitos de canelones (ó láminas de pasta)

Sal y pimienta

Nuez moscada

3 cucharadas colmadas de harina de trigo

100 g de mantequilla

1 l de leche

200 g queso rallado

Aceite de oliva virgen extra


Elaboración

Picamos la cebolla y el ajo. Ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén y los ponemos a pochar removiendo con frecuencia. Salamos.

Cuando la cebolla esté bien pochada añadimos la carne  y opcionalmente unas hojas de albahaca previamente picadas, mezclamos bien todo el conjunto, salpimentamos y añadimos un poco nuez moscada y dejamos que se vaya dorando mientras removemos. Cuando la carne esté bien dorada añadimos el vino blanco y el brandy y lo dejamos a fuego fuerte un par de minutos para que se evapore el alcohol. Añadimos el tomate triturado, mezclamos bien y dejamos a fuego medio hasta que la salsa reduzca mientras vamos removimiento con frecuencia. 

En esta ocasión he empleado rollos de pasta preformados que no necesitan hervirse previamente ni ablandarse, pero si vais a utilizar láminas de pasta, tendríamos que poner una cazuela con agua y sal a hervir y añadir las láminas de pasta separándolas para que no se peguen y posteriormente escurrirlas. También hay otras láminas que no necesitan hervirse y que únicamente podemos ablandar poniéndolas de pocas en pocas en una fuente con agua caliente.

Rellenamos los canelones con la carne picada. En el caso de que utilicemos los tubos de canelones preformados, es preferible que el relleno se haya enfriado un poco.

Para preparar la bechamel cogemos un cazo o una sartén amplia y añadimos la mantequilla y una cucharada de aceite de oliva. Cuando la mantequilla se haya derretido añadimos las cucharadas de harina y mezclamos todo bien durante algo más de un minuto controlando bien el fuego. Incorporamos la leche poco a poco mientras continuamos sin dejar de remover. Salamos y añadimos una pizca de nuez moscada. La bechamel tiene que quedar con una consistencia medía, es decir un poco menos espesa que la que hacemos cuando vamos a preparar croquetas. 

Ponemos una fina capa de bechamel en la base de la fuente donde vamos a hornear los canelones, seguidamente colocamos los canelones ya rellenos.

Los cubrimos con la bechamel bien extendida y por último con el queso rallado.

Precalentamos el horno a 180º C y horneamos los canelones a media altura unos 15 minutos y posteriormente los dejamos con el gratinador otros 5 minutos más.

 Los dejamos reposar un mínimo de 5 minutos, emplatamos



 y ... a disfrutar.



** Si lo deseamos podemos dejar preparada la lasaña el día anterior sin hornear, y ya solo tendríamos que hornearla poco antes de comerla.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Se me ha hecho la boca agua!!
    En casa no tenemos costumbre de comer canelones, pero últimamente estoy viendo muchos y se me está antojando!! :)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Antes los preparaba menos veces, pero últimamente los hago con más frecuencia porque la verdad es que nos gustan mucho a todos. Un abrazo y ¡Feliz Año!

      Eliminar